Ayer volví a ir de boda! esta vez la de Raquel y Eduardo.
Si el día de la preboda tuvimos que cruzar los dedos para que no lloviera, y acabamos refugiándonos de la tormenta en el trolebús, ayer en su gran día pasó más o menos lo mismo pero con más suerte. Desafiando de nuevo a lo que las páginas de internet anunciaban, no sólo no llegó a llover si no que por la tarde brilló el sol y pasamos calor.

Y es que lo merecían, merecían que luciera el sol, poder celebrar la ceremonia en exterior como habían previsto, y disfrutar lo máximo de un día tan especial. Los dos son muy buenas personas, y no sólo ellos, sus familias también. Fue una boda muy agradable en la que me sentí muy cómoda y muy arropada por todos… así da gusto trabajar!! :-)
Aquí va un adelanto de imágenes, de un día que comenzó con bastantes nervios, siguió con una ceremonia muy emotiva, y terminó con un baile que me encantó, con los abuelicos de Raquel dándolo todo en la pista de baile… y como bailaban, eso es ritmo!

Os deseo que seáis muy felices, y que disfrutéis muchísimo de vuestro viaje de novios. Habrá muchas más fotos a la vuelta!

Anuncios