Si las últimas sesiones de preboda han sido rodeadas de árboles y muy pirenaicas, esta es justo lo contrario, muy urbana.
Esther es de Zaragoza y Jesús de Talavera de la Reina, viven en Madrid, y se casan dentro de dos semanas en tierras mañas, concretamente en la finca Viñedos Rhey.

Cuando conocí a Esther y hablamos sobre el reportaje, desde el principio tenía claro que quería hacer la preboda por el centro de la ciudad. Y es que cuando vives en otro sitio la tierra tira, es algo inevitable.

El sábado paseamos y fotografiamos por el Mercado Central, plaza del Pilar, puente de Piedra y río Ebro… y me contaron los detalles de su gran día y de como han organizado todo. Son una pareja muy extrovertida y muy maja con la que resulta muy fácil hablar. Nos conocimos y pasamos un rato muy agradable, aunque por un momento tuve que cruzar los dedos porque el cielo se nubló más de la cuenta. Habría necesitado 10 minutillos más de la luz que había a esa hora, que era preciosa, ¡pero contra el tiempo no se puede luchar! jejeje.
A Esther se le debió quedar bastante grabado la obsesión que llevaba yo con el sol y las nubes. Me hizo mucha gracia cuando ya por la noche mi móvil pitó y vi su whatsshap “al final llovió!” jajajaja.
¡Si! y ya entonces me daba igual, podía llover todo lo que quisiera.
¡Gracias por esa tarde de sábado tan fotogénica, Jesús y Esther! por vuestra simpatía, y vuestras sonrisas
Nos vemos dentro de unos pocos días (no os pongáis nerviosos).

Anuncios