El sábado hice una pequeña escapada al pueblo para fotografiar una sesión de embarazo muy especial, la de Nieves y Nacho.
Es especial porque son mis primos, y porque el retoño que esperan será mi sobrino :-)

Lo pasamos muy bien, como era de esperar, es imposible no pasarlo bien con esta pareja!. Cuando ya casi estábamos terminando el reportaje recuerdo que le dije a mi primo “venga va Nacho, alguna serio” y me contestó “pero…si es que no soy serio!!”

Está claro que esto no es serio, jajajaja. Aquí os dejo la sesión de tripica más alocada y divertida que he hecho hasta ahora.
Ya falta menos para que nazca Matías (y también Sara), y es que la familia va a crecer por partida doble porque hay dos gordis, no una. Eso si que va a ser la locura!

Anuncios