Hoy hace dos semanas exactas desde que hice este reportaje… ¡y tenía muchas ganas de publicar las fotos!
En un principio esta sesión se iba a hacer en Zaragoza, pero a veces las agendas laborales son complicadas de encajar, y más cuando los novios y la fotógrafa viven en ciudades diferentes.
Iván y Julia se casarán en Zaragoza el próximo 20 de Octubre, pero viven en Madrid.
Como era realmente difícil que los dos pudieran venir juntos a la ciudad del cierzo, por motivos laborales, me desplacé yo allí.
Y de mil amores, porque estoy empezando a descubrir una de las ciudades más fotogénicas que puede haber, y eso me hace muy feliz.

El pronóstico del tiempo para ese día no era muy bueno, y ellos se encargaron de pensar en un sitio cubierto donde poder trabajar en caso de lluvia.
Brilló el sol, pero es un lugar tan bonito y con tanto encanto que igualmente las hicimos allí. El antiguo matadero de Madrid, ahora convertido en un espacio cultural, y que tiene el estilo industrial que tanto me gusta y la luz más maravillosa que se puede imaginar.

Me encantó todo lo que vi nada más llegar, y me ilusioné más que una cría con zapatos nuevos. Julia me dijo “sabía que te iba a gustar”, jejejeje (ya lo sabía bien).

Terminamos la sesión en el parque Tierno Galván, que está muy cerquita, y con la luz del atardecer.
Una escapada a Madrid muy breve, pero de lo más agradable y en la mejor compañía.
Queda menos de un mes para que llegue su gran día, y para volver a fotografiar a Iván y a Julia, pero esta vez será en Zaragoza.

 

Anuncios